UN DÍA IRE, AZAMAR

UN DÍA IRE, AZAMAR 1

Un día iré, Azamar, a la estrella de tu pecho soleado.

Un día iré, Azamar, a la sombra de tu fresco pelo.

Un día beberé, Azamar, del manantial aquel en tu boca,

donde manan deleitosos, tus besos.

Pero otro [y definitivo día] vendrás, Azamar,

Tú [mi aquella] hasta aquí, donde me llegan envueltos

De ti y de nube los azules suspiros.

De ti, que paseas por mi corazón,

como la juguetona luz amaneciendo,

visitando mi verde campo,

recorriendo mi claro cielo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *